Volvemos a la carga con un nuevo post encaminado a ampliar a tus conocimientos sobre la biomecánica de las diferentes articulaciones que intervienen durante la carrera.

Con los posts publicados en semanas anteriores:

  1. Conoces en profundidad la biomecánica del complejo pie-tobillo.
  2. Conoces la biomecánica de la rodilla.
  3. Estás preparado para dar el siguiente paso, conocer como se mueve la cadera.

A modo de pequeña introducción, debes saber que la cadera se trata de una de las articulaciones más complejas del cuerpo humano. Para un corredor poseer unos niveles de fuerza adecuados en la musculatura de la cadera y unos buenos niveles de movilidad serán unos componentes cruciales para obtener un buen rendimiento deportivo y lo más importante, ayudará a evitar lesiones que nos pueden tener fuera de combate por largos periodos de tiempo.

Ahora vamos a lo importante, ¿quieres conocer en profundidad el movimiento de la cadera? ¡pues presta atención!

Conoce tu cadera.

La cadera se trata de la articulación proximal del miembro inferior. Al igual que todas las articulaciones se encuentra compuesta por diferentes estructuras óseas, ligamentosas y musculares que proporcionan a la misma estabilidad y movilidad.

La cadera dispone de tres grados de libertad, permitiendo la realización de movimientos de flexión, extensión, rotación interna, rotación externa, abducción y aducción. Estos movimientos serán abordados con mucho más detalle a lo largo de este post.

Anatomía de la cadera.

Los movimientos antes mencionados de la cadera son realizados por la articulación coxofemoral, la cuál se encuentra formada por dos estructuras óseas:

  1. Cabeza del fémur.
  2. Hueso coxal.

La articulación de la cadera se trata de una enartrosis que se encuentra muy coaptada, es muy estable y es muy difícil de luxar.

Espera, ¿enartrosis? ¿coaptada? seguro que esto te sonará a “chino”, pero no te preocupes que ahora mismo te desvelo su significado para que sigamos hablando el mismo idioma.

Una enartrosis se trata de una articulación compuesta por una cabeza (cabeza del fémur en este caso) y una cavidad donde se articula (cavidad cotiloidea del coxal).

Por otro lado, cuando hacemos referencia a que una articulación se encuentra muy coaptada queremos decir que esta se encuentra “muy sujeta”.

¿Todo claro?, por si acaso te dejo una imagen para que lo puedas ver mucho mejor.

Ahora que conoces los huesos que componen la cadera, es momento de que conozcas a los encargados de unir las estructuras óseas que componen la articulación, no pueden ser otros que los ligamentos.

Las funciones de los ligamentos de la cadera son las de coaptar, fijar la cabeza del fémur y limitar ciertos movimientos. Los ligamentos que nos encontramos en la cadera son:

  • Ligamento redondo.
  • Ligamento iliofemoral, el cual se divide en haz superior o iliopretrocantéreo (más robusto) y haz inferior o iliopretrocantiniano.
  • Ligamento pubofemoral.
  • Ligamento isquiofemoral. 

¿Como se mueve la cadera?

Para comenzar, es importante conocer que la articulación de la cadera dispone de tres grados de libertad:

  1. Realiza movimientos de flexión y extensión, dentro del plano sagital y sobre el eje transversal.
  2. Realiza movimientos de abducción y aducción, dentro de un plano frontal y sobre el eje anteroposterior.
  3. Realiza movimientos de rotación interna y rotación externa, dentro de un plano transversal y sobre el eje longitudinal.

¿Cuando hablamos de ejes y planos de movimiento te pierdes? por aquí te dejo el artículo sobre biomecánica de la rodilla donde se explican con detalle los ejes y planos de movimiento.

Una vez resumidos los movimientos que realiza esta articulación, te explicaré detalladamente cada uno, ¡en marcha!

Movimiento de flexo-extensión.

La cadera como bien sabes realiza movimientos de flexión y extensión. El movimiento de flexión se trata de la acción que provoca el contacto de la cara anterior del muslo con el tronco. Por el contrario, la extensión de cadera se trata del movimiento que dirige el miembro inferior por detrás del plano frontal.

Flexión.

Los grados de flexión sufrirán variaciones en función de si esta se realiza de forma activa o de forma pasiva. Por lo general, la fexión activa de cadera no es tan amplia como la flexión pasiva. Junto a esto, debemos sumar la influencia de la acción de la rodilla ya que existen variaciones en función de si esta se encuentra flexionada o extendida.

Si la rodilla se encuentra extendida, la flexión de cadera no superará los 90 grados mientras que si la rodilla se encuentra flexionada, la cadera alcanza los 90 grados de flexión y en algunos casos supera los 120 grados.

Si analizamos la flexión pasiva de cadera, la amplitud de la misma siempre superará los 120 grados, pero en este caso también existirá una influencia de la acción de la rodilla ya que si esta se encuentra extendida la flexión será menor que si la rodilla se encuentra flexionada. Si se da esto último, la cadera puede sobrepasar los 140 grados pudiendo llegar en algunos casos a tocar la rodilla con el pecho.

¿Que musculatura es la encargada de llevar a cabo la flexión de cadera?

  • Psoas iliaco: se trata del flexor de cadera más potente que posee el cuerpo humano.
  • Sartorio: músculo cuya acción principal es la flexión de cadera pero que actúa como accesorio en la abducción y en la rotación externa.
  • Recto anterior: músculo potente pero que su acción depende del grado de la flexión de rodilla; a más flexión de rodilla este músculo será más eficaz en la flexión de cadera.
  • Tensor de la fascia lata: tiene una función muy importante en la estabilización de la pelvis y actúa como abductor hecho que no quita que posea un gran componente flexor.
Extensión.

La diferencia más evidente que existe entre el movimiento de flexión y extensión es la amplitud. La amplitud de la extensión  es mucho menor que la amplitud de flexión, pero ambos movimientos comparten cosas en común; al igual que ocurre con el movimiento de flexión, la extensión sufrirá variaciones en función de si esta es realizada de forma activa o de forma pasiva.

La extensión realizada de forma activa será de menor amplitud que la realizada de forma pasiva. En este movimiento la rodilla también juega un papel fundamental en los grados de amplitud ya que si la rodilla se encuentra extendida, el grado de amplitud de la extensión de cadera será mayor que si se encuentra flexionada.

¿Por qué sucede esto?, te lo voy a explicar de forma muy sencilla para que lo puedas entender.

Los isquiotibiales por así decirlo tienen “dos trabajos” el primero, como flexores de rodilla y el segundo como flexores de cadera junto con el glúteo y otros músculos que serán explicados más adelante. Cuando la rodilla se encuentra flexionada, los isquiotibiales están “trabajando” a fondo en realizar la flexión de rodilla y utilizan gran parte de su fuerza en realizar ese movimiento dejando en segundo plano su “trabajo” como extensores de cadera.

Con la rodilla extendida sucede lo contrario ya que en este caso “no trabajan” en el movimiento de extensión de rodilla de forma principal y se pueden centrar de forma directa en realizar un buen trabajo de extensión de cadera.

Una vez explicada la extensión activa, toca explicar la extensión pasiva. Durante este movimiento la amplitud no es mayor de 20 grados y puede alcanzar los 30 grados si llevamos muy atrás el miembro inferior.

Para que observes las diferencias entre extensión activa con rodilla flexionada y extendida y a su vez los grados de extensión pasiva te dejo unas imágenes para que termines de entenderlo.

¿Que músculos se encargan de extender la cadera? ¡vamos a verlo!

Antes de comenzar enumerando los músculos encargados de realizar el movimiento de extensión, quiero aclarar que existen dos grupos clasificados en función de si estos se insertan en la parte superior del fémur o alrededor de la rodilla.

En la parte superior del fémur se inserta el músculo más potente y fuerte del cuerpo, el glúteo mayor. Su acción se encuentra complementada por los haces musculares posteriores del glúteo mediano y menor que son a su vez músculos rotadores de cadera.

Alrededor de la rodilla se insertan los otros músculos extensores de cadera: los isquiotibiales.

Detalladamente, realizan la extensión de cadera la porción larga del bíceps femoral, el músculo semitendinoso y el músculo semimembranoso. La posición de la rodilla influirá en la acción de estos músculos, ya que si esta se encuentra en extensión completa, favorecerá la acción de los mismos como extensores de cadera y si la rodilla se encuentra flexionada, perderán gran parte de su acción extensora de cadera.

Movimientos de abducción y aducción.

Una vez que conocido el primer grado de libertad de la cadera, toca profundizar en los movimientos del segundo grado de libertad.

A modo de introducción debes saber que el movimiento de abducción se trata del movimiento que dirige el miembro inferior hacia afuera alejando al mismo del cuerpo. La aducción será por el contrario, el movimiento que aproxima el miembro inferior al cuerpo.

Abducción.

Antes de explicar con detalle este movimiento, quiero aclarar que el movimiento de abducción pura no existe. Que quiero decir con esto: cuando se realiza este movimiento, se produce una abducción de ambas caderas dándose una basculación de la pelvis.

La abducción de forma activa alcanza 90 grados y en personas con buena movilidad y flexibilidad puede alcanzar los 120 grados.

De forma pasiva, en personas que disponen de una buena flexibilidad y movilidad se pueden llegar a alcanzar 180 grados de abducción, pero no se trata de una abducción pura sino que existe una combinación con un movimiento de flexión.

Este movimiento se encuentra limitado por el impacto del cuello del fémur con la ceja cotiloidea y por la acción de los músculos aductores y los ligamentos iliofemorales y pubofemorales.

¿Qué músculos se encargan de realizar este movimiento?.

  • Glúteo mediano: se trata del principal músculo abductor de cadera y tiene una importancia vital en la estabilidad pélvica.
  • Glúteo menor: otro músculo que es principalmente abductor pero menos potente que el glúteo mediano.
  • Tensor de la fascia lata: potente abductor siempre y cuando la pelvis se encuentre alineada.
  • Glúteo mayor: como bien he explicado en párrafos anteriores, se trata del extensor de cadera más potente pero alguno de sus haces musculares trabajan en este movimiento.
  • Piramidal de la pelvis: músculo profundo y que se trata de otro potente abductor.

Quiero añadir por último que estos músculos a parte de trabajar en la abducción, participan en la flexión, en la extensión y en los movimientos de rotación interna y externa como accesorios.

Aducción.

El movimiento de aducción tiene una peculiaridad y es que al igual que el movimiento de abducción, no existe una aducción pura. Te preguntarás por qué y la explicación es muy sencilla, presta atención.

Los miembros inferiores parten de una posición de partida donde se encuentran en contacto, para que te quede claro, si volvemos a la definición de aducción (en los párrafos anteriores te lo explico), ambas piernas ya está aproximadas, entonces no puede darse puramente este movimiento.

Pero si que existe un movimiento de aducción relativa que se da cuando una de las dos piernas se encuentra en abducción y se aproxima hacia la otra. La amplitud máxima de aducción es de 30 grados si se combina con movimientos de flexión y extensión de cadera.

¿Que músculos se encargan de realizar este movimiento?

La musculatura aductora es bastante potente y estos son los protagonistas:

  • Aductores mayor, mediano y menor: el más potente de los tres es el mayor.
  • Semitendinoso, semimembranoso y la porción larga del bíceps femoral.
  • Glúteo mayor: a parte de extensor, también es aductor.
  • Cuadrado crural: aductor y también rotador externo.
  • Pectíneo.
  • Obturador interno y externo.

Movimiento de rotación interna y externa.

La cadera como bien sabes tiene un tercer grado de libertad que permite la realización de movimientos de rotación interna y externa.

El movimiento de rotación interna se dará cuando la punta del pie se dirija hacia adentro y la rotación externa se dará cuando la punta del pie se dirija hacia afuera. Los grados de amplitud de rotación interna están entre los 30 y 40 grados mientras que los grados máximos de amplitud en la rotación externa serán de 60.

¿Que musculatura es la que se encarga de realizar la rotación interna?

Los músculos rotadores internos de cadera tienen una peculiaridad y es que son menos numerosos que los rotadores externos y tienen una potencia menor que estos. Los músculos rotadores internos son los siguientes:

  • Tensor de la fascia lata: aductor como bien he mencionado antes pero también rotador interno.
  • Glúteo menor: casi en su totalidad rotador interno.
  • Glúteo mediano: ¿rotador interno? ¿pero no era el abductor más potente? correcto, pero sus haces más anteriores adquieren la función de rotadores internos.

¿Qué músculos realizan la rotación externa?

Al contrario de lo que ocurre con los rotadores internos, los músculos rotadores externos son más numerosos y potentes. Estos son:

  • Piramidal de la pelvis.
  • Obturador interno.
  • Obturador externo.

Los anteriormente mencionados son los que desempeñan la función principal de rotadores externos, pero algunos de los músculos aductores trabajan como rotadores externos, aquí los tienes:

  • Cuadrado crural.
  • Pectíneo.
  • Haces posteriores del aductor mayor.
  • Glúteos.

Resumen.

Con la información dada a lo largo de esta publicación, das un paso más hacia el conocimiento integral de la mecánica articular de la cadera y conoces más a fondo todas las estructuras anatómicas que componen esta articulación y sus funciones. Junto con las publicaciones anteriores del blog y esta que acabas de terminar de leer, vas adquiriendo unos conocimientos que te permitirán comprender sin ningún tipo de problema la biomecánica de carrera.

A modo de resumen final sabemos que:

  • La cadera dispone de tres grados de libertad permitiendo realizar movimientos de flexión, extensión, aducción, abducción, rotación interna y rotación externa.
  • Los movimientos de flexión y extensión se encuentran condicionados por la posición de la rodilla.
  • No existen movimientos de aducción y abducción pura.
  • Algunos músculos abductores y aductores trabajan también como rotadores internos y externos.

Bibliografía.

 

The following two tabs change content below.
Álvaro Bernabé
Soy Graduado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte. Entrenador y redactor en TDC. Ayudo a los corredores a prevenir lesiones y correr más rápido a través del entrenamiento de fuerza.
Álvaro Bernabé

Latest posts by Álvaro Bernabé (see all)